fbpx

Reseña Histórica

Hacia principios del año 1921 en la ciudad de Santiago Del Estero, el Dr. Antenor Álvarez asumió la responsabilidad de la creación de un colegio de médicos en la ciudad capital santiagueña.

La exitosa procedencia de creaciones similares en la capital Federal y capitales provinciales era un argumento ponderable en las conversaciones locales. Con poco más de una veintena de médicos en ejercicio en la provincia, 11 de esos médicos a invitación del Dr. Antenor Álvarez se consagraron el 30 de enero de 1921 en horas de la noche en la sala de esiones del Consejo de Higiene Pública para  dejar expresa constancia de su voluntad de fundar una institución que llevaría por nombre Colegio de Médicos de Santiago Del Estero.

Entre ellos se encontraban los siguientes: Ángel Fernández Frías,  Nicanor Alberto Paz,  Juan Carlos Tassart,  Juan Pardi,  Arturo Schneidewind,  Rafael Argañaras, Andrés Rojas, Héctor Gutiérrez del Busto,  Julio Silva Cárcano y Rafael Vidal Infante.

Los argumentos que avalaban sus propósitos eran claros y categóricos: el número de médicos actuantes en la provincia justificaba la creación de un colegio que promoviera la confraternidad entre ellos y la defensa individual y de conjunto. La dignidad del ejercicio profesional quedara a cargo de un activo cuerpo colegiado y constituido por pares. Y la función médica se ejerciera con las máximas seguridades de respeto y consideración, sea en el medio privado o estatal.

Uno de los cardinales motivacionales que se expresó en las primeras reglamentaciones del colegio de médicos fue el afán de “aunar esfuerzos en pro de la amistad y solidaridad profesional“.

Redacción a partir de aportes históricos de Vicente Oddo (2005) en su obra “Historia del Colegio de Médicos Santiago del Estero”.